martes, 26 de octubre de 2010

Playa de Poniente-Desembocadura del Guadalfeo-P Poniente (02_2010_10_18)

Playa de Poniente-Desembocadura del Guadalfeo-P Poniente (02_2010_10_18)
Por Manolo Ayudarte


Queridos compañeros hoy día 18 Lunes hemos llevado a cabo una nueva marcha encuadrada dentro del denominador "Las tortugas alegres". Los participantes hemos sido uno menos que el anterior o sea siete. Antonio Lorenzo ha excusado su asistencia. Y una vez visto lo visto y el poco caso que se le hace a las convocatorias que hacemos (No tenemos el predicamento del maestro) voy a proponer poner un "numerus clausus" y sólo aceptar al que de verdad veamos tiene verdadero interés. De esta manera seguiremos como estamos , muy a gusto por cierto, con el mismo número de personas. Dice el refrán que ni para la guerra hace falta mucha gente.
Y una vez dada la introducción voy a dar algunos detalles de la excursión. Hemos quedado emplazados en el sitio de costumbre o se ase en los aledaños de Alcampo a las nueve horas de la mañana. con los coches se bajaría por la Rambla de las Brujas para llegar al punto de partida que esta vez estaba en la puerta del Restaurante Katena. Dejando el coche ahí después teníamos la cerveza garantizada. Iniciamos la marcha por el Paseo de la Playa pasando por los camping, cortijo de Jimenez Abarca, Hoyo 19 y el puente de madera. A partir de este lugar ya nos metimos en la arena que dicho sea de paso estaba bastante limpia . Solamente y como recojo en las fotos hemos encontrado la muestra de los marranicos de siempre. Hemos pasado por delante de la residencia Astrida, Los Moriscos, Playa Granada, el Hotel de los alemanes y el camino de los pescadores(límite entre Motril y Salobreña). El amigo Paco Saenz iba con ese "peazo" de máquina de fotos plasmando a todo bicho viviente o no que se pusiera a tiro. Y un servidor no iba a ser menos y la muestra ahí la lleváis. También hemos intentado que no se disgregara el grupo pero a veces Paco y José se rezagaban observando alguna que otra cosa que seguro a nosotros se nos había pasado.
La playa estaba poco concurrida aunque quiero hacer notar que hoy es Lunes y es un mal día para estar de picos pardos por ahí. No obstante nos hemos encontrado a un pescador optimista, a un paseante con su perro, a algunas personas disfrutando del golf e incluso hemos a unos "güiris" con sus bicicletas al más puro estilo de Berenice y Michel.
Como podéis observar, en las fotos, junto a la desembocadura del río hay una serie de lagunillas cuyas aguas no pueden salir hacia el mar. En ellas hay muchos animalillos que han encontrado un buen lugar donde vivir, como por ejemplo las ranas. Todo el entorno de la desembocadura está muy cambiado y en un principio nos hemos despistado y hemos tenido que retroceder y buscar otra manera de ir hasta el puente. En ese momento José me indicó que estábamos a -3m por debajo del nivel del mar. Yo no le he discutido nada porque él con ese aparatejo que lleva no se equivoca.
En el puente hemos tomado nuestro refrigerio para regenerar nuestras fuerzas. Hemos visto la cantidad de agua que se está desperdiciando. La vida que da el río. El observar unos patos tan a gusto en el agua, la vegetación que tiene tan verde es un autentico lujo y además en el tiempo que estamos y el día casi veraniego que nos hecho.
Después del descanso tomamos el camino de vuelta viniendo por el mismo sitio. Paco hizo unas fotos a unos corre limos (creo yo) que había por los alrededores y andando andando nos plantamos en el camino de los pescadores. Camino que tomamos hacia arriba para rodear las urbanizaciones y así poder ver alguna que otra novedad que hubiere dentro de aquel macro complejo de bloques y chalet. Gracias a la vista de Angelitas vimos una culebra muerta, ahí la lleváis también, que seguro le estorbaba a alguien y no se le ocurrió otra cosa que matarla.
También nos encontramos a un motrileño que lleva mucho tiempo fuera aunque viene a menudo por aquí que es Fernando Almoguera y lo que pasa se inició la conversación y si por poco estamos todavía allí. Aligeramos la marcha y sobre la una de la tarde ya estábamos en Katena con nuestras cervezas y nuestras tapas. Y como siempre nos acordamos del Maestro y de todos los ausentes. Brindamos por nosotros y ya estábamos tratando de averiguar hacia donde íbamos a ir el próximo Lunes. Y así terminamos. Le vuelvo a dar las gracias a todos los que han venido y fuerte abrazo. Y a mi Paco que se ha portado como un fiera sin dar muestras de debilidad alguna. Saludos Manolo Ayu.

2 comentarios:

Marisa Larios dijo...

Fué la segunda salida que hemos hecho y nos hizo una nañana esplendida. El sol brillaba sobre las aguas del Mediterráneo y apenas se movia.A mí que tanto me gusta el mar disfruté a lo grande.

José M. dijo...

Que pasa con las TORTUGAS ALEGRES que no hacen comentarios, por ahora solo dos comentarios el de Marisa L. y el mio que es algo pobre, asi es que os animo a que digais cosas de las Tortugas.