viernes, 15 de octubre de 2010

Juan Rodríguez Pintor (Maestro)

Le vamos a dedicar esta sección a personas que han dedicado su vida a Motril y a sus motrileños y que para la gran mayoría de la gente actual son desconocidos.
Os agradecería que enriquecierais esta sección con vuestros comentarios, fotos, materiales.....

Empezamos con

Juan Rodríguez Pintor (maestro)
























Nace en Albondón el 20 de diciembre 1872.

En el mes de abril de 1892, se incorpora al ejército destinado al Regimiento de Infantería Soria nº 9 de guarnición en Sevilla, donde, tras el período de instrucción, fue ascendido a cabo entre otras cosas por “la voluntaria disposición para impartir las enseñanzas elementales a los reclutas analfabetos”.

En mayo de 1895 es licenciado del ejercito y regresa a Calahonda, a donde los padres habían fijado su domicilio familiar.

En Calahonda completa su instrucción recibiendo clases particulares de un profesor apellidado Gálvez. Y muchos de sus vecinos empiezan a confiarle a sus hijos para que los instruya y forme. Empieza su intensa y larga labor de maestro sin tener titulo oficial.

Se traslada de Calahonda a Motril a final de 1899; colocándose de pasante (imparte sus primeras clases en Motril) en una escuela que fracasa al poco tiempo pero que le reporta fama y acreditación como maestro. Se queda por cien pesetas con el edificio de la escuela fracasada para iniciar su intensa labor docente como maestro “propietario”. La escuela consagrada a la Purísima Concepción empieza a funcionar en 1.900.

Según uno de sus alumnos Manuel Terrón: "La escuela de D. Juan Rodríguez Pintor estaba en la primera planta de la calle Ciprés nº 4. La casa tenía dos plantas. Al subir las escaleras, había un rellano con unos bancos para los niños de párvulos que estaban cuidados por la señorita Consejo Terrón González (a pesar de llevar mi apellido, no me tocaba nada). De este rellano se pasaba a la clase de los mayores. En esta clase a la izquierda había una tarima con una mesa donde se sentaba el maestro, detrás en la pared había colgado una foto de Franco. A la derecha había dos filas de pupitres con un pasillo en el centro. Al fondo en la pared había una gran pizarra para escribir los deberes que nos mandaba hacer. Los pupitres estaban dotados de un tintero de plomo y una hendidura para depositar la pluma o el lápiz. Había unos 31 pupitres bipersonales y 8 unipersonales. En cada pupitre se sentaba un alumno por que lo creo que estábamos unos cuarenta alumnos".

1903.- El ayuntamiento de Motril da varias subvenciones para que adapte se escuela a los mayores e instale luz artificial para impartir clases nocturnas para adultos.

1939.- Recibe una subvención del Ayuntamiento de 1500 pts. anuales, por acuerdo de 15 de enero del año anterior.


1944.- Tras 44 años, con solo la interrupción de la guerra civil, cierre definitivo de la escuela.

1946.- Fallece en Motril el 29 de junio. Juan Antonio Escribano Castilla publica una emocionada necrológica del maestro titulada “Mi Agradecimiento” en el número de El Faro del 18 de de julio.

1962.- El Ayuntamiento de Motril le dedica una calle.

2002.- El Ayuntamiento de Motril, en el pleno celebrado el 25 de enero, acuerda por unanimidad imponer al Centro de Adulto el nombre de Juan Rodríguez Pintor.


Grupo escolar 01 (Año 1942?)


















Grupo escolar 02 (Año 1935?)
















Grupo escolar 03 (Año 1935?)
















Grupo escolar n 04

















Grupo escolar n 05


















Grupo escolar n 06


















Grupo escolar n 07

















Grupo escolar n 08


















Grupo escolar n 09


















Grupo escolar n 10

















Grupo escolar n 11
















Grupo escolar n 12
















Grupo escolar n 13

















Grupo escolar n 14. Año 1.935

Facilitada por D. Joaquín Peinado García (Alumno de D Juan R Pintor)


















Grupo de clase de D Juan Rodríguez Pintor. Foto facilitada por Joaquín Peinado García

4 María Cano (Vivía en el Edifico del Bar del Ramblero) (ID J Peinado)
5 Trini Alcalde (Doña Trini). El padre era conductor del Director de la Fabrica del Pilar. (ID J Peinado)
6 Conchita Consuegra. Vivía encima de la joyería que hay en la Plaza de los Agustinos. (ID J Peinado)
7 D. Juan Rodríguez Pintor. (ID J Peinado)
8 Nicolás Carrión. (ID J Peinado)
9 Galiano. Hijo del Práctico, vivía en la calle Ciprés, esquina Catalanes. (ID J Peinado)
10 J Granado ((ID J Peinado)
19 Torcuato. (ID J Peinado)
34 Joaquín Peinado García. (ID J Peinado)
41 Pepe Díaz, tuvo la librería "El Faro" junto a su hermana María. (ID J Peinado)
42 Miguel González Martín (El Pica). (ID J Peinado)

D. Juan Rodríguez Pintor 01

























D. Juan Rodríguez Pintor 02


























D. Juan Rodríguez Pintor 03
























D. Juan Rodríguez Pintor con capa en la Plaza de España y Ayuntamiento 1913



























Recuerdos de sus alumno.

D. Juan Rodríguez Pintor. Por Manuel Terrón


Nací en Motril calle Tejedores nº 3 el día 28-5-1933. Soy el quinto de seis hermanos, voy a relatar mis recuerdos de mi paso por la escuela de DON JUAN RODRIGUEZ PINTOR.

Ingresé en ella en el año 1942 procedente de la escuela Don Federico Gallardo del Castillo.

La escuela estaba en la calle ciprés nº 4 primera planta, de una casa de dos plantas, al subir las escaleras, había un rellano con unos bancos para los niños de párvulos, estaban cuidados por la señorita Consejo Terrón González (a pesar de llevar mi apellido, no me tocaba nada) de allí se pasaba a la clase de los mayores, a la izquierda había una tarima con una mesa donde se sentaba el maestro, detrás en la pared había colgado una foto de Franco, a la derecha había dos filas de pupitres con un pasillo en el centro, al fondo en la pared había una gran pizarra para escribir los deberes que nos mandaba hacer, los pupitres estaban dotados de un tintero de plomo y una hendidura para depositar la pluma o el lápiz, en cada pupitre se sentaba un alumno por que lo creo que estábamos unos cuarenta alumnos.

Don Juan era un hombre muy estricto y recto en sus decisiones, clásico en el vestir, siempre de negro con una pajarita negra de corbata, camisa blanca, como “Maestro” era muy bueno, amaba la enseñanza, pero poco hablador con los alumnos, muy severo, tenia una correa gruesa de cuero unida a un mango de madera con la que les pegaba a los alumnos que se portaban mal, los llamaba a que se acercaran a él, les hacia abrir la mano y les daba unos golpes, según fuera el mal, así era el numero de golpes, en una ocasión le dio treinta a Manolo Arguelladas, éste al llegar al pupitre, cogió el tintero y se lo tiró, al poner la mano para pararlo le dio en un dedo y se lo fracturó. Estaba soltero y no se le conoció pareja, al menos el tiempo que yo estuve en la escuela.

El primer día que llegué a clase, me pusieron con la Srta. Consejo en párvulos, ella me hizo unas pruebas y como ya tenia ocho años, me pasaron a la clase de los mayores, allí había alumnos que conocía personalmente, hermanos Pepe y Santiago Vázquez Domínguez, hermanos Juan y Antonio Esparrel, José y Antonio García, Manuel Torcuato Carmona, Francisco Blasco, Enrique Pérez de la Blanca, a este lo lleve yo poco después etc.…

Don Juan, como estaba tan delgado, su cabeza parecía una calavera y por eso se le puso de mote Don Juan calavera por coger un higo cogió una breva.

Cuando salíamos al recreo, todo salíamos cantando “curiana curiana que ha todos les da gana” y nos poníamos en la pared de enfrente a orinar.

Permanecí en la escuela hasta el año 1945, en éste año, me hacia ir también por la noche a enseñar a leer a muchachos, que como estaban trabajando de día, tenían que ir de noche.

Debido a mi corta edad y a hacer tantos años, (62) no me acuerdo de muchas cosas, pasé al Politécnico a prepararme para el ingreso en la Escuela de Comercio que ya perdí el contacto con él.

Don Juan Rodríguez Pintor, nuestro Don Juan, fue más que un maestro un símbolo. Un símbolo educativo y moral de una sociedad desaparecida. Don Juan enseñó a varias generaciones de motrileños gramática, aritmética, amor a los padres y respeto al prójimo. Recuerdo aquellos carteles murales con máximas morales. Esas que serian suficientes para que el mundo marchase mejor. Hay una moral social, una moral cristiana y cien morales mas. Pero por encima de todo hay una moral esencial que consiste en no hacer daño a nadie. Esa es la que nos enseñaba Don Juan.



Manuel Terrón Sánchez

Motril a 30 de Noviembre de 2008






Alumnos identificados.

Francisco Mejías López

Información extraida de:



http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/18009481/helvia/sitio/index.cgi?wid_seccion=1




Nace en Motril, el 23 de febrero de 1899.

Empieza su vida estudiantil, con su querido maestro D. Juan Rodríguez Pintor. Posteriormente ingresa en el Colegio Politécnico con D. Eduardo Cazorla, quien le inicia en el mundo del arte.

A la edad de 21 años, el Ayuntamiento y la Diputación le conceden una beca para realizar estudios de escultura en Madrid. En la capital de España, fue discípulo de D. Mateo Inurria ( 1920) en la Escuela de Artes y Oficios e ingresa libre en la Escuela de San Fernando.

Durante cuatro años compartirá su vida bohemia con la Generación del 98, que marcarán sus planteamientos sociales, políticos y religiosos.

Autor de numerosas obras escultóricas. Fue expositor en varias muestras regionales ( 1924 y 1929) y nacionales ( 1926 y 1932). Pero quizá la más entrañable sea la celebrada en Granada en el año 1929, bajo el título genérico Exposición Regional de Arte Moderno, en la que participaron entre otros obras de Salvador Dalí. Juan Gris, Mariano Benlliure, Federico García Lorca, Pablo Picasso,..... En esta exposición su obra Martínez de la Rosa, recibe una Mención de Honor.

Se casa en 1933 con Dª. Carmen Bueno Chinchilla con la que tiene una hija: Antoñita.

Posteriormente y durante quince años fue profesor de modelado y dibujo en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de nuestra ciudad.

Sus últimos años de trabajo profesional le llevaron al puesto de Bibliotecario Municipal. Escritor en El Faro, deja latente en sus artículos su amor por esta tierra en que le tocó vivir.

Se considera muy ligado a la Generación del 98: Machado, Azorín, Ortega y Gaset, Benito Pérez Galdós....

Amante de la democracia, considera a la Libertad como la máxima aspiración a la que hay que llegar. Libertad ligada a al Lógica, la Inspiración, la Bondad, la Educación, el Respeto y el Deber.

Políticamente hablando, piensa que la mejor labor empieza con la de uno mismo y los valores humanos están por encima de los partidos políticos y creencias, discrepando con todo aquel que viole la Moralidad Individual o Colectiva.

En temas religiosos opina que Jesucristo es un personaje revolucionario a imitar y seguir, pero no admite la mentira que los humanos han hecho con El.

Conocido entre los más jóvenes como el SEÑOR MAYOR que regala caramelos.

Fallece el 17 de junio de 1978.


El 10 de septiembre de 1.924 realiza el Busto dedicado a su maestro D. Juan Rodríguez Pintor
























Escribano Castilla, Juan Antonio
López Fuentes, Francisco
Peinado García,Joaquín
Terrón Sánchez, Manuel

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Juan Antonio Escribano Castilla publica una emocionada
necrológica del maestro titulada “Mi Agradecimiento” en el número de El Faro del 18 de de julio de 1946.

Fallece en Motril el 29 de junio 1946

Os agradecería que me facilitaraís este artículo

Maruja dijo...

Yo no soy motrileña: pero al leer el relato me ha recordado a una época de mi vida ya lejana. Muy bien las descripciones. Maruja.

Anónimo dijo...

Soy Carmen Barrio Martín, alumna del CEPER, clase de Patrimonio. Aunque soy madrileña he sentido vivo el buen hacer de D. Juan R.P.
Creo que es una buena inciativa traer la memoria de aquellas personas que han hecho tanto por Motril. Conozco a un motrileño que merece ser destacado: D. JOSE MONTERO VIVES, pero él mismo dice que prefiere el anonimato.

Anónimo dijo...

Un buen relato de un tiempo, que por suerte no viví,pero sí otras muchas gentes. (Así eran los buenos "Maestros")

Pienso en ello y me da pena.

Hassan dijo...

Soy Suizo y puedo decir que vivi en mi pais el mismo ambiente, mismos muebles, que habia aqui en aquellos tiempos segun estas descripciones...La diferencia era que en Suiza el 99% de las escuelas eran y todavia son publicas (gratuitas) y aqui habia y hay todavia bastante escuelas religiosas subvencionadas. J.-Claudio

jose dijo...

JUAN RODRIGUEZ PINTOR ES UN VIVO EJEMPLO DE LOS MUCHOS PROFESORES,QUE EN TIEMPOS MUY DIFICILES FUERON EJEMPLO PARA SU PROFESIÓN,AUNQUE NUCA FUERON RECOMPENSADOS MORALMENTE POR ELLO.J.A