lunes, 25 de octubre de 2010

Francisco Mejías López (Maestro y escultor)



Francisco Mejías López

Motril, 23 de febrero de 1899- Motril, 17 de junio de 1978


















Información extraída de:

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/18009481/helvia/sitio/index.cgi?wid_seccion=1

Nace en Motril, el 23 de febrero de 1899..

Empieza su vida estudiantil, con su querido maestro D. Juan Rodríguez Pintor. Posteriormente ingresa en el Colegio Politécnico con D. Eduardo Cazorla, quien le inicia en el mundo del arte.

A la edad de 21 años, el Ayuntamiento y la Diputación le conceden una beca para realizar estudios de escultura en Madrid. En la capital de España, fue discípulo de D. Mateo Inurria ( 1920) en la Escuela de Artes y Oficios e ingresa libre en la Escuela de San Fernando.

Durante cuatro años compartirá su vida bohemia con la Generación del 98, que marcarán sus planteamientos sociales, políticos y religiosos.

Autor de numerosas obras escultóricas. Fue expositor en varias muestras regionales ( 1924 y 1929) y nacionales ( 1926 y 1932). Pero quizá la más entrañable sea la celebrada en Granada en el año 1929, bajo el título genérico Exposición Regional de Arte Moderno, en la que participaron entre otros obras de Salvador Dalí. Juan Gris, Mariano Benlliure, Federico García Lorca, Pablo Picasso,..... En esta exposición su obra Martínez de la Rosa, recibe una Mención de Honor.

Se casa en 1933 con Dª. Carmen Bueno Chinchilla con la que tiene una hija: Antoñita.

Posteriormente y durante quince años fue profesor de modelado y dibujo en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de nuestra ciudad.

Sus últimos años de trabajo profesional le llevaron al puesto de Bibliotecario Municipal. Escritor en El Faro, deja latente en sus artículos su amor por esta tierra en que le tocó vivir.

Se considera muy ligado a la Generación del 98: Machado, Azorín, Ortega y Gaset, Benito Pérez Galdós....

Amante de la democracia, considera a la Libertad como la máxima aspiración a la que hay que llegar. Libertad ligada a al Lógica, la Inspiración, la Bondad, la Educación, el Respeto y el Deber.

Políticamente hablando, piensa que la mejor labor empieza con la de uno mismo y los valores humanos están por encima de los partidos políticos y creencias, discrepando con todo aquel que viole la Moralidad Individual o Colectiva.

En temas religiosos opina que Jesucristo es un personaje revolucionario a imitar y seguir, pero no admite la mentira que los humanos han hecho con El.

Conocido entre los más jóvenes como el SEÑOR MAYOR que regala caramelos.

Fallece el 17 de junio de 1978.









Obras:

Busto dedicado a su maestro D. Juan Rodríguez Pintor realizado el 10 de septiembre de 1.924.




























Recuerdos de sus alumnos/as:


Por Francisco Martín Morales.

Tuve el honor de tenerlo como profesor, en mi época de bachillerato, de dibujo en la Academia Ntra. Sra. del Pilar, o de Dª Trini.

Efectivamente, siempre tenía a mano un caramelo para endulzarte el momento en que te lo ofrecía, o bien tú se lo pedías, pero siempre él se adelantaba.

Si hubo una persona cariñosa y respetuosa (siempre se quitaba el sombrero como gesto de respeto ), con sus alumnos, fue D. Francisco, con el saludo cariñoso y siempre apoyándonos; lo cierto es que era recíproco, le teníamos un cariño y aprecio especial. Siempre estaba disponible, era todo bondad.

Fue un amante de su profesión y un dominador del dibujo, todo nos lo hacía fácil; y no sé porqué, cuando llegaba la época de exámenes en los Institutos de Enseñanza Media Padre Suárez (para hombres ) y Ángel Ganivet ( para mujeres ), respectivamente, porque por aquellos entonces incluso no podían ser mixtos los exámenes, nos orientaba hacia el dibujo o los dibujos que podían caer en los exámenes, y siempre acertaba.

Antoñita, su hija, hace tiempo que no viene por el Ayuntamiento porque lo hacía bastante para saludar a todos a quien conoce; si te encuentras con ella, quien mejor para hablarte de su padre, lógico. También en el CEPER Juan Rodríguez Pintor, seguro que entre tus alumnos sabrán de D. Francisco Mejías bastante, sobre todo la generación anterior a la mía, que tuvieron la suerte de tenerlo como profesor.

Tuvimos la suerte de tener un profesorado preparado profesional y humanamente, preocupado por sus alumnas/os; quién no recuerda a Dª Trini - para nosotros como una segunda madre - D. Juan Manuel - que se nos fue con toda una vida por delante -, la Srta. María Sánchez Arana y D. Ramón - su hermano, un extraordinario aficionado de la fotografía -, D. Juan Sánchez Ocaña, nuestro cura y profesor de religión, autor por lo que ví en el escrito que hay en tu blog, de un libro sobre la vida del Maestro Rodríguez Pintor; todo lo que tiene de grande en estatura lo tiene de buena persona, con él dí mis primeros " chipirculíos " de canto en mi vida, formó un coro de villancicos para que " deleitáramos " con nuestras voces blancas al resto de los compañeros y profesorado, en Navidad. Todavía lo veo montado en su Lambretta con la sotana recogida y su físico corpulento lleno de " buena gente "; fue un motrileño más mientras estuvo aquí, se hizo querer, sobre todo con la juventud, se implicaba en todo aquello que se organizaba; no fue la única vez que fue de serenata con la tuna de la que formaba parte Paco Galeote, Antonio Ruiz Martín, compañero mío en Melaza, y demás componentes.

En fin, no me enrollo más, recuerdos de una época de juventud que disfruté con momentos como estos.



D. Francisco Mejías, decir que fue un hombre lleno de: bondad, humildad, cariño, disponibilidad y respeto hacía los demás. Todo un motrileño a quien se le ha querido y respetado.

Un abrazo. Paco Martín Morales. 25 octubre de 2010

Emeterio Barros


.
















D. Francisco Megías formó parte de la primera promoción (1.965 – 1.972), del Instituto Técnico de Motril, aunque su incorporación fué tardía.

Es el 2º por la derecha.

Un abrazo. Emeterio Barros

***
Jesús Cabezas.

Paco Megías sólo fue profesor de Dibujo Artístico aquel legendario primer curso del Instituto Laboral (así se le llamó los primeros años), curso 1965-66. Al año siguiente, curso 1966-67, ganó la plaza por concurso de traslado don Ramón Portillo, que venía de Sevilla, ya fallecido también, de inolvidables recuerdos. Megías siguió con sus tareas docentes en los Frailes y en las Monjas, y por las tardes trabajó en la Escuela de Artes y Oficios dando clasesde Dibujo y Modelado y en la Biblioteca Municipal, donde llegó a ser director de la misma. Un abrazo. Jesús Cabezas.

1 comentario:

JOSE dijo...

Cuando llegué a Motril a primeros de los 60, había un señor mayor de aspecto afable siempre con corbata de pajarita y frecuentemente con sombrero de fieltro gris, al que yo no conocía, pero al que mis amiguillos solían acercarse cuando lo veían y siempre recibían de él algunos caramelos.
Con el tiempo si supe quién era y aunque creo que nunca llegué a hablar con él fué persona que mereció mi aprecio y estima.